Este sábado nuestro país llegó a 93 personas en cuidados intensivos debido a la pandemia por COVID-19 que vive nuestro país.

Esta es una cifra récord, pues en solo las últimas 24 horas se reportaron 19 pacientes nuevos en UCI, que ya es más que la capacidad total de un hospital nacional en tiempos normales.

Ante esto, el presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social (C.C.S.S), Román Macaya, advirtió que, de seguir un ritmo similar al presentado en el mes de julio, para al final del mes de agosto tendremos  el servicio de salud completamente colapsado.

“Si siguiéramos al mismo ritmo que el presentado en julio durante todo este mes de agosto, llegaríamos a tener para el 1° de setiembre 1.441 personas en cuidados intensivos.  Obviamente no queremos llegar ahí porque no hay tantas unidades y de eso se trata este balance entre apertura y restricciones”, mencionó el jerarca de la Caja.

Se reduce la tasa de reproducción.  

Pese a la alarmante cifra de personas hospitalizadas, Macaya sí hizo énfasis en que la tasa de propagación del COVID-19 tuvo una leve disminución en los últimos días, algo que se considera muy positivo para el avance de la reapertura.

Esta cifra suele conocerse como R y actualmente se encuentra en R1, según indicaron las autoridades de Salud.

Pero, ¿qué significa esto?

Según los expertos, una tasa R igual a la unidad significa que hay un control sobre la pandemia, si esta aumenta la proliferación podría aumentar rápidamente al menos que se contenga.

Lo ideal es que sea inferior a 1, pues esto significaría que el virus pierde terreno y con el paso del tiempo y acciones controladas se puede llegar a disminuir la cantidad de contagios.

“Tenemos un R que llaman de 1. Eso significa que cada persona en promedio contagia a una persona adicional, eso permite un statuos quo, pero con la apertura podría volver a aumentar.

“Si en el cierre baja de 1 quiere decir que vamos de salida y digamos a un valor de 0 casos nuevos por día, lo que quiere decir esto, es que, las restricciones que se aplicaron dieron resultado en bajar ese R, pero seguimos viendo aumento en hospitalizaciones y en cuidados intensivos, pues hay un rezago en aumento de casos y salida de pacientes recuperados pues duran más y se complican”, explicó Macaya en la conferencia de prensa.

Además, el jerarca de la Caja afirmó, que la institución logró conseguir 14 nuevos ventiladores, esto gracias a que un proveedor logró añadirlos para su venta y de los 311 anunciados al inicio de la pandemia, ya han ingresado al país 123.

También se recibieron siete más por parte de una donación de Catar. En total los centros médicos de la C.C.S.S. cuentan con un total de 828 de estos aparatos para mitigar la crisis de salud.