Última Hora

Nueva York, Estados Unidos | El comisionado de la NBA, Adam Silver, reconoció este martes que no existen opciones sin riesgo para terminar la temporada en medio de la pandemia de coronavirus, pero defendió que su plan de jugar en una sede "burbuja" es la más segura.

En una videoconferencia en el evento Time 100, Silver abordó las crecientes preocupaciones alrededor del reinicio de la competición el próximo 30 de julio, con 22 equipos concentrados entre uno y tres meses en el complejo deportivo de Disney World (Orlando).

Ante la alarmante expansión del coronavirus en el estado de Florida, donde se ubica Orlando, Silver reiteró que los juegos se volverían a parar si se diera un brote importante en Disney World, que también albergará un torneo de la liga de fútbol (MLS) desde el 8 de julio.

Sin embargo, el comisionado recalcó que el sistema de detección de casos y rastreo de contactos que pondrán en marcha en la concentración debe ser suficiente para evitar una nueva suspensión.

"Si los casos son aislados, eso es una cosa", dijo Silver. "Pero si tenemos muchos casos, vamos a parar (...) No nos queda otra opción que aprender a vivir con este virus. Ninguna opción está libre de riesgos en este momento".

Con la reanudación de la campaña, suspendida desde el 12 de marzo por la pandemia, los propietarios de los equipos y los jugadores esperan limitar los daños financieros que les ha generado el parón de juegos y la ausencia de espectadores en las canchas en el futuro próximo.

"Buscamos encontrar el equilibrio adecuado entre la salud y la seguridad, por un lado, y la necesidad económica por el otro", dijo Silver. "Y creemos haber encontrado lo que tiene sentido para la NBA, que es una forma segura y responsable de jugar".

- Protestas en la cancha -

El pasado viernes, la NBA reportó que 16 jugadores dieron positivo por coronavirus de los 302 a los que sometió a pruebas esa misma semana, un porcentaje del 5,3%, y ninguno de ellos se encuentra grave.

En los últimos días, sin embargo, varios jugadores han renunciado a competir en Disney World por preocupaciones relacionadas con el virus, incluido el pívot All-Star de los Brooklyn Nets DeAndre Jordan, quien dio positivo en uno de los controles.

En los más recientes reportes, los New Orleans Pelicans informaron este martes que tres miembros de su plantilla, a los que no identificó, dieron positivo, al igual que tres miembros de la organización de los Denver Nuggets, que decidieron cerrar sus instalaciones de prácticas.

La franquicia de Denver, situada en la tercera posición de la Conferencia Oeste, espera reabrir sus instalaciones antes de partir hacia Orlando el 7 de julio. Su máxima estrella, el pívot Nikola Jokic, también dio positivo por COVID-19 hace unos días en un control en su Serbia natal.

En el marco de la indignación nacional por el crimen del afroamericano George Floyd, el comisionado de la NBA fue preguntado sobre la posibilidad de que jugadores decidan hincar una rodilla en la pista antes de los partidos para sumarse al actual movimiento de protesta contra el racismo.

"Hemos tenido una regla que se remonta a principios de los 80 que llama a los jugadores a estar parados en línea durante el himno nacional. También entiendo el rol de la protesta y creo que nos ocuparemos de esa situación cuando se presente", dijo Silver.

El comisionado se ha comprometido con la Asociación de Jugadores a que las demandas por la igualdad racial y la justicia social tengan un papel central en el final de temporada de la NBA.

- NBA, mejor con China -

Por otra parte, Silver también se refirió al estado actual de las relaciones entre la NBA y China a casi 10 meses de la crisis generada por el apoyo en redes sociales de un ejecutivo de los Houston Rockets a las manifestaciones en Hong Kong, que generó una fuerte disputa que incluyó la cancelación de la transmisión de partidos en la televisión china.

El comisionado señaló que la relación con el país asiático, uno de sus mercados más lucrativos, ha mejorado pero indicó que los diferentes sistemas de gobierno producen también distintas maneras de actuar.

"Esperemos que podamos encontrar respeto mutuo entre nosotros", dijo Silver. "Nuestros juegos están (de vuelta) en Tencent (gigante chino de Internet). Hemos continuado el diálogo con los chinos, con nuestros socios de negocios allí, con ciertos funcionarios del gobierno, y vamos a seguir en ello".