Última Hora

El club inglés del Manchester City fue excluido de las competiciones europeas de las dos próximas temporadas debido a sus infracciones de las reglas del 'fair play' financiero, anunció este viernes la UEFA.

El equipo de Josep Guardiola, segundo clasificado actualmente en la Premier League inglesa y clasificado para octavos de final de la Liga de Campeones, donde será rival del Real Madrid, fue castigado además con una multa de 30 millones de euros. 

Esas sanciones son susceptibles de apelación, precisó la UEFA, y poco después de conocer la sanción el Manchester City anunció en un comunicado que llevará el caso al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

La Cámara de Enjuiciamiento de la Comisión de Control Financiero de los Clubes (ICFC) estimó que el City es culpable de "graves violaciones" de las reglas del 'fair play' financiero, el principio por el cual un club que participa en las competiciones europeas de la UEFA no puede gastar más de lo que genera, dentro de unos parámetros fijados para evitar excesivos endeudamientos y vigilar estrechamente las inyecciones de capital de los propietarios.

El club es propiedad de un miembro de la familia reinante en Abu Dabi y fue también castigado por haber "sobreevaluado los ingresos procedentes de los contratos de patrocinio en sus cuentas en el periodo 2012-2016".

Por todo ello, el Manchester City está "excluido de las competiciones europeas para las temporadas 2020-2021 y 2021-2022", decidió la UEFA.

El investigador jefe del ICFC, el exprimer ministro belga Yves Leterme, había recomendado que el City fuera suspendido de la Liga de Campeones el informe que transmitió en mayo a la Cámara de Enjuiciamiento, según varios medios.

En el punto de partida de la investigación abierta por la UEFA están los "Football Leaks", las investigaciones realizadas por un consorcio de diarios europeos, que revelaron el recurso del Manchester City a contratos de patrocinio sobreevaluados, entre otras prácticas.

El Manchester City había sido ya castigado a una multa de 60 millones de euros, de ellos 20 millones en firme, en 2014 por haber contravenido las reglas del 'fair play' financiero de la UEFA.